Le ayudamos a adaptarse al nuevo Reglamento General de Protección de Datos

Requerimientos mínimos legales

Servicio personalizado a un precio asequible

Adaptación al RGPD

¿Cumple con el RGPD?

Todavía son muchas las empresas, sobre todo PYMES, que no se han adaptado al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), ni a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), vigentes desde el 25 de mayo de 2018 y el 6 de diciembre de 2018, respectivamente.

Tras más de un año de la plena aplicación, preocupa la falta de implicación de los Gerentes de las pequeñas empresas para implantar los procedimientos, clausulas y contratos que exige obligatoriamente el nuevo RGPD.

Las empresas aún están a tiempo de ser mejores, y de dar un servicio acorde a lo que la sociedad espera de cada una de ellas.

Desde AVERUM Abogados podemos ayudarles en el empeño. Somos un despacho especializado en Derecho Digital, contando entre sus distintos servicios, con la asistencia a grandes y pequeñas empresas para cumplir la normativa de protección de datos de carácter personal. Proporcionamos resolución a las dudas y conflictos, que en materia de privacidad puedan tener las empresas en la adaptación al RGPD, ofreciendo soluciones ágiles e individualizadas.

¿Qué ofrecemos?

  • Adaptarse al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) a un precio único por Entidad, Sociedad Profesional o Comunidad de bienes.
  • Dotarle de los requerimientos mínimos legales que requiere la Agencia Española de Protección de Datos, con una herramienta sencilla, personalizada a su negocio y modelos de cláusulas y leyendas.
  • Rellenando un simple cuestionario, podemos determinar el coste fijo al que puede adaptarse. En la mayoría de los casos, si el tratamiento de datos que realiza es sencillo (escaso nivel de riesgo), el precio del servicio será fácilmente asumible por su empresa.

Sin perjuicio de que se le hayan ofrecido los documentos mínimos indispensables para cumplimentar el Reglamento de Protección de Datos (RGPD), debe también emprender las siguientes acciones:

1.Disponer de Registros de Actividades del Tratamiento debidamente actualizados y a disposición de sus clientes o la Agencia Española de Protección de Datos, en caso de que se lo soliciten.

2.Implantar las medidas técnicas y organizativas que se le indican en el documento que le facilitemos.

3.Revisar los contratos que dispone actualmente e incluir las cláusulas contractuales relativas a protección de datos y firmarlas por las partes.

4.Elaborar aquellos contratos que todavía no tiene e, igualmente, incluir las cláusulas contractuales relativas a protección de datos y firmarlas por las partes.

5.Hacer un seguimiento periódico de sus proveedores para verificar que cumplen con el acuerdo de encargado del tratamiento.

6.Custodiar y mantener actualizados todos los documentos.

7.Mantener informados a sus empleados de las políticas de privacidad implantadas por la empresa.

8.No olvide que no debe enviar nada a la Agencia Española de Protección de Datos, tan solo debe entregárselos si se los solicita.

 

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es la normativa europea relativa a la protección de las personas físicas en cuanto al tratamiento y libre circulación de los datos se refiere. El RGPD entra en vigor el 25 de mayo de 2016 y empieza a aplicarse el 25 de mayo de 2018. Durante dos años, las empresas, organizaciones e instituciones de la Unión Europea, así como las compañías que tienen negocios en la UE y manejan información personal, se han ido adaptando para cumplir con el nuevo reglamento.

Todas las empresas, independientemente de su tamaño, que traten datos personales (clientes, proveedores o empleados u otros), están obligadas a adaptarse al RGPD, el cual exige también un principio de responsabilidad proactiva. Para ello, deben aplicar medidas preventivas efectivas, con el objetivo de disminuir los riesgos de incumplimiento.

Por su parte, la Agencia Española de Protección de Datos, que es la autoridad competente para observar que se está cumpliendo con el RGPD y la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), tiene, también, facultades sancionadoras y viene obligada a actuar cuando un particular denuncia porque cree que no se han atendido sus derechos.

 La Agencia dispone de mecanismos y personal muy cualificado que revisarán toda la documentación de la empresa, para comprobar si se están cumpliendo las obligaciones legales que impone dicha normativa.

 Y el organismo abrirá sin duda, expediente sancionador a aquellas empresas en las que se compruebe que no se han adaptado adecuadamente, o que existe una clara voluntad de no adaptarse. Pues son múltiples las infracciones que pueden cometerse, y de importancia las multas que llevan aparejadas.

 Ninguna empresa, ya sea por tamaño o actividad, está fuera de la Ley. En todas ellas, está en juego su reputación, y lo que es más importante, los derechos de las personas que acuden al comercio, taller, o empresa confiando que sus datos personales están salvaguardados porque confían en que las compañías cumplan la Ley.

¿Cumple con el RGPD?