La sentencia contra Vodafone acapara la atención de los medios