Entra en vigor y con polémica la LOPD

Entra en vigor y con polémica la LOPD

El pasado 6 de diciembre entró en vigor en España la nueva ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) no exenta de polémica. El artículo publicado en la página Web Innovando La Rioja,  y titulado “La nueva ley sobre datos no convence”, recoge el sentir de juristas e internautas, -entre ellos, Oscar Deleito, socio de AVERUM Abogados– al respecto de una normativa, a la que tildan de “chapuza” más volcada en los partidos políticos que en la ciudadanía.

El artículo alude a un año 2018, en el que los datos han tenido absoluto protagonismo en Internet. Un año que comenzó con el escándalo de Cambridge Analytica en Facebook, y que acaba con una versión española de lo mismo, bautizada así en la Red por Borja Adsuara, abogado y experto legal en estos temas.

España estrena normativa de protección de datos, que al parecer -y según el artículo- no convence a nadie, excepto en lo que se refiere a un artículo muy concreto, el ya famoso 58 bis, que hace referencia a la utilización de medios tecnológicos y datos personales para las actividades electorales.

Es en los siguientes puntos donde la normativa habilita a los partidos políticos a «utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral». Además, se habilita el temido ‘spam’ electoral y la creación de bases de datos con un perfil ideológico. «Es inconstitucional y es un despropósito», puntualiza Oscar Deleito, socio de AVERUM Abogados del área de Nuevas Tecnologías y Derecho Digital, y especialista en protección de datos.

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, asegura por su parte, que «no se entiende que en una Ley Orgánica de Protección de Datos se añadan una serie de cosas que son -dice-, en realidad, para una ley de internet. Se hizo en abril y ha habido una connivencia de todos los partidos».

Lo más novedoso se centra en el artículo 87, que recoge el derecho a la intimidad y uso de dispositivos digitales en el ámbito laboral. Un bloque de cinco preceptos que modifican el Estatuto de los Trabajadores y también el del Empleado Público.

El artículo 88 es más claro al respecto: «los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital». Esto es, disponer fuera del tiempo de trabajo del respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones.

También se refuerza la privacidad de los empleados frente a sistemas de geolocalización en el trabajo.

Todo el artículo completo se puede leer en el siguiente enlace: