AVERUM ABOGADOS puede sentar jurisprudencia al obtener una sentencia condenatoria pionera en el proceso de un cliente frente a la operadora de telefonía Vodafone

AVERUM ABOGADOS puede sentar jurisprudencia al obtener una sentencia condenatoria pionera en el proceso de un cliente frente a la operadora de telefonía Vodafone

El alterar el descanso con constantes llamadas de índole comercial está castigado, y así lo ha dictaminado la Magistrada – Juez del juzgado de Primera Instancia nº 11 de Zaragoza, que lo declara intromisión ilegítima del derecho a la intimidad personal del demandado, atendiendo a la ley orgánica 1/1.982 de 5 de mayo y conforme al artículo 18.1 de la Constitución Española.

Situación laboral y médica del defendido, entre los fundamentos de derecho

Los hechos se inician cuando el afectado, reponedor en un supermercado y diagnosticado con cefaleas crónicas, solicita sin éxito la cancelación de su suscripción a la operadora Vodafone. A partir de ese momento la compañía vino sometiendo al usuario a un acoso telefónico persistente que provocó la agravación de su enfermedad y la falta del descanso necesario para el ejercicio normal de su actividad profesional.

Tal y como recoge la sentencia, y con las pruebas documentales aportadas, se acreditan los siguientes hechos:

  • La línea telefónica suscrita nunca llegó a portabilizarse
  • Vodafone exige unos documentos de cancelación, aportados correctamente por el demandado
  • La operadora hace constar que ha procedido a suprimir los datos personales del usuario
  • Comienza la actitud avasalladora y acosadora de Vodafone, con llamadas telefónicas recibidas en horario de descanso del demandante y que se extienden a lo largo de un año
  • Vodafone abre la posibilidad a que las llamadas las realicen agentes externos

Existencia de una clara vulneración del Derecho a la Intimidad

Ante los hechos mencionados, la firma de abogados AVERUM demanda a la operadora por intromisión ilegítima personal del actor y solicita se condene a la misma a que cese el acoso telefónico y se condene a la compañía al abono de 6.000 euros, en concepto de indemnización de daños y perjuicios.

AVERUM alega en defensa del consumidor la desproporción de la relación contractual que une a ambas partes al tiempo que la jueza valora la proactividad desplegada por el consumidor antes de interponer la demanda en defensa de sus intereses y para conseguir que cesaran las llamadas, prueba de ello es su solicitud de ayuda a la mediadora Autocontrol para solucionar el problema.

Conclusión

Este fallo condenatorio pone de manifiesto que la falta de proporcionalidad entre partes contractuales,  junto con la proactividad en las acciones, unido a determinadas situaciones personales, pueden ser condicionantes tenidas en cuenta en el momento de dictar sentencia, al tiempo que abre la posibilidad, no contemplada hasta este momento, de ganar demandas similares y sentar jurisprudencia con una sentencia pionera en España.

En palabras de Mario Bonacho, de Averum Abogados: «es una sentencia adecuada tanto por los daños que ha causado a nuestro cliente como por la protección que puede ofrecer a todos los ciudadanos».

Averum, especializada en defensa del Derecho al Honor, Intimidad y Propia Imagen, considera que esta sentencia «sienta un precedente que marca un antes y un después en las relaciones contractuales entre particulares y grandes compañías».