Averum Abogados consigue una nueva victoria judicial contra Mediaset

Averum Abogados consigue una nueva victoria judicial contra Mediaset

Empezamos 2022 con una nueva victoria judicial contra Mediaset. En este caso, una relacionada con la protección al honor y el derecho a la intimidad de nuestros clientes, Jesulín de Ubrique y María José Campanario, quienes vieron afectados sus derechos fundamentales en varios programas de la productora, ahora condenada a pagar 180.000 euros a cada uno de los demandantes.

Intromisión ilegítima al derecho al honor y la intimidad en varios programas de Mediaset

El caso se remonta a 2019, cuando nuestros clientes denunciaron a la cadena televisiva tras varios programas emitidos en Telecinco, donde se especulaba con la supuesta ruptura de la pareja, a raíz de unas supuestas infidelidades de Joselín de Ubrique con algunas presentadoras de la productora.

Una vez se había celebrado el juicio, se estima parcialmente la demanda en la que se pedía por parte de nuestros clientes una indemnización de 500.000 euros, obligando a Mediaset a pagar 5.000 euros a cada uno de nuestros clientes por invasión de la intimidad personal y familiar de la pareja en el programa “Sálvame Diario” emitido el 29 de enero de 2019, y 185.000 euros por haberse emitido también en otros programas de la cadena como “Viva la vida” y las diferentes versiones de “Sálvame”.

¿Por qué la segunda cuantía es más alta?

Esto se debe a que dichas “informaciones” se emitieron en diez programas diferentes, durante seis días y distintas franjas horarias. El objetivo de imponer indemnizaciones tan altas, es para que no se quede en algo meramente simbólico; sino que sirva como escarmiento a esta cadena de televisión; puesto que ya se habían impuesto diferentes condenas contra ella en el pasado. Además del carácter punitivo de la sanción económica, Mediaset también ha sido obligada a retirar todos los programas que aún seguían disponibles en la plataforma de vídeo bajo demanda de la cadena, “MiTele”.

Especulación y falta veracidad

La sentencia del juicio hace referencia a un “desprecio absoluto a la verdad”; puesto que se utilizaron imágenes de Jesulín de Ubrique obtenidas en una rueda de prensa pública; “por motivos claramente ajenos” únicamente con el fin de generar más audiencia, de que el demandante podría confirmar la noticia de la que se especulaba.

Por otro lado, el juez también aclara que los reporteros tuvieron la oportunidad de contrastar la información. De esta forma, el magistrado vio oportuno que se presentaran los periodistas como testigos, de los cuales, solo uno acudió al juicio y, sus declaraciones no servían como prueba testifical. Esto supone que más allá de acreditar la veracidad de la noticia, denota una falta de diligencia por parte de los responsables de las comunicaciones.

Desde Averum Abogados somos conscientes del daño irreparable que puede causar cierta información hacia los perjudicados, más aún si se trata de una intromisión ilegítima al derecho al honor y a la intimidad de los afectados, por ese motivo, luchamos sin descanso para defender los derechos fundamentales de nuestros clientes, ante situaciones como esta.

Si desea leer el resto de la noticia, por favor, pinche aquí.